La música alta genera más consumo de alcohol

540

Todos hemos escuchado alguna vez las estrategias que usan las grandes superficies comerciales, y no tan grandes, para incitar al consumo.

Pues bien, los establecimientos hosteleros también cuentan con una serie de recursos para conseguir que sus clientes consuman más alcohol.

Por un lado, la música alta incita a beber más. Este dato procede de un estudio hecho en bares de Francia entre 40 jóvenes de entre 18 y 40 años que desconocían que estaban siendo analizados.

Comprobaron que la música alta despierta al consumidor y además le impide conversar, con lo cual, se dedican a beber.

Por otro lado, la forma del vaso influye en la velocidad con que se consume. Es decir, se consume más rápido en vasos en los que se dificulta saber cuánto se ha ingerido.

Es decir, se consume hasta un 60% más despacio en vasos rectos que en vasos curvos.