Saturday Night Fever

Son más de cuarenta años de ‘Fiebre del sábado noche’ y una banda sonora batiendo records que sigue vigente con la revolución en las pistas que impusieron los hermanos Gibb.

La película se erigió en el símbolo por excelencia de la música disco y en todo un fenómeno socio cultural en todos los rincones del planeta.

John Travolta, en su papel de Tony Manero se convirtió en la auténtica estrella del film con un baile que quizá ha sido el más imitado de la historia.

Incluso la estética general del film, a base de música altamente pegadiza, bolas de espejos y focos,  pantalones de campana,  trasnocheos desenfrenados y peines en el bolsillo trasero. Todo ello caló muy profundo en la moda setentera marcando tendencias que aún se mantienen.

Compartir
Artículo siguienteEl Rock también anda por aquí